domingo, 24 de noviembre de 2013

Ruta Ubrique-Chorro Aguai-Fuente Fátima-Arroyo Cidrones-Callejón de las Mocitas

Comenzó la excursión con un pequeño fallo de sincronía de horarios, propio de la bisoñez de este Club, sin más importancia, dada la buena predisposición de los 80 senderistas que componían este grupo, cuya aportación han significado 80 kilos de alimentos que mañana lunes entregaremos a CARITAS.
Muchísimas gracias a todos.

El día amenazaba lluvia, pero conforme fuimos caminando,  y buscando la primera de las alturas, se fue despejando. En el Chorro Aguay en la ladera Este de Fátima, hicimos el primer avituallamiento, consistente en un desayuno reconstituyente para afrontar el resto de subida. Pasamos a la ida y a la vuelta por “La Cebilla” propiedad de José Moreno, al que por cierto no vimos, siempre es habitual verlo acompañado de su fiel compañero Rufino, trasegando acarreos para la finca. Al que si vimos fue al guarda de la finca contigua, a la ida y a  la vuelta,  y pese a su presión para que la abandonáramos, más pronto que tarde  , pudimos deleitarnos del magnífico balcón, que nos indicó Juan Gallego, años pasando por ahí, y nunca nos habíamos percatado de semejante enclave, Las vista inmejorables, Cardela y el pantano de los Hurones a nuestros pies,  y un agua calma, hacían de su reflejo verde esmeralda,  una simetría magistral.

La ruta de hoy era corta,  pero aún nos quedaban un par de repechos que pondrían a prueba a los caminantes de hoy. Una vez en la fuente de Fátima, con sus peces de colores, afrontamos el repecho del Cortijo del Vaquerito, de la que solo queda un pilar, con claras muestras de un intento de rehabilitación, pero que se quedó en eso,  intento, ya que el resto de la vivienda lo único que queda son los cuatro muros principales y lo que parece fue un horno de pan.

Acometimos el paso, con gran cantidad de jérgenes, que se ocuparan de adecentar y delimitar nuestros compañeros del Club, la semana pasada,  en el trayecto pasamos por la fuente  de Vaquerito II,  camino de la cabreriza, justo debajo del cerro del Torero, camino que lleva al Adrión por su vertiente sur.
Llegamos el cruce que nos llevará al Tejar o al lecho del arroyo de los Cidrones,  justo en este cruce,  está la viña Paleta, conocida otrora por sus afamados mostos, giramos a la derecha para descender por las estribaciones del torero, al cortijo Aragón y su fuente Benalí, ahora seca por la falta de lluvia, una vez en la casa de la Finca de Arenas, atravesamos el lecho del arroyo de los Cidrones, para subir el último repecho al sendero del callejón de las mocitas, en este punto,  quiero felicitar a una senderista muy especial, nos llegó de Dinamarca y se llama Katja, enhorabuena y bienvenida, es de un país de llanuras y hermanado con el mar, tiene mucho mérito por tanto,  el julepe que le hemos dado hoy y que lo resistiera con esa sonrisa perpetua.

Una vez en Las Cumbres y a una hora ideal, enfilamos la Calzada para llegamos al Bar Los Morenos, allí se estaba cocinando un arroz con hígados, propio de dioses, esos éramos nosotros.  La Cruzcampo en todas sus versiones, dio  cumplida cuenta de nuestro esfuerzo.
Los compañeros fueron haciendo poco a poco mutis por el foro, hasta dejar sitio a los jartibles. Ahora nos espera La Petaquina 2013, ánimo a todos para inscribirse y hacer apostolado de la misma.

Texto: Juan M. Román
Fotos: Paco Rodríguez